Correo ocsi
estás autentificad@, pincha aquí para desconectarte

Artículos en esta misma sección

  • DÍA INTERNACIONAL DEL COMERCIO JUSTO 2017
  • TRASPASAMOS EL CAFECITO DE OCSI
  • Frente al Black Friday, día sin compras 2016
  • Proyecto Madrid Agrocomposta
  • Cestas OCSI 2014
  • Declaración Pública Comisión Ética Contra La Tortura - Chile
  • Café El Mar
  • Artículo Proyecto Ley Organica Seguridad Ciudadana
  • El vuelo de Millaray, comunera Mapuche
  • El retorno de la Unidad Popular
  • Viva Palestina Libre

  •  
    Portada > Noticias > MUJERES LUCHADORAS EN NICARAGUA

    MUJERES LUCHADORAS EN NICARAGUA

       Febrero de 2011

    Os invitamos a leer y disfrutar de la experiencia de nuestra compañera Olga Elizburu. En este artículo nos cuenta su vivencia en Condega (Nicaragua) donde ha colaborado durante seis años como voluntaria internacional de OCSI.

    Como ella misma afirma al iniciar su relato, se sentía "en deuda" con todas esas mujeres con las que ha convivido, compartido y con las que ha luchado por el reconocimiento de sus derechos.

    MUJERES LUCHADORAS EN NICARAGUA

    Cuando me propusieron el hacer un artículo sobre el feminismo en Nicaragua me alegré, y lo sentí como una oportunidad y un compromiso adquirido con las mujeres nicaragüenses de poder contar desde mi experiencia lo que viví, sentí y reflexioné gracias a ellas.

    Nicaragua es un país de extrema pobreza, no olvidemos que es el segundo país más pobre de América latina después de Haití, las más “pobres” de los pobres son las mujeres y las más luchadoras son las mujeres. El sistema político económico las hace pobres porque las manipula, las intenta comprar por decirles que les van a arreglar las casas, les van a dar un bono para montar un pequeño negocio, les van a ayudar con becas para los hijos/as. Las ve como número, como clientes, como votos. No contribuye a la equidad de género aunque hay una ley de equidad de género, por cierto, apoyada por la Agencia de Cooperación Española; no persigue la igualdad de derechos de la mujer. ¿Cómo se explica sino la penalización del aborto terapeútico?

    El sistema cultural y social las hace pobres, porque la cultura y la tradición machista está muy imperante en la sociedad nicaragüense, los roles genéricos están muy marcados y la que se sale de ellos es muy criticada y tiene que luchar contra el sistema.

    El sistema religioso las hace pobres porque se sigue enfatizando el papel reproductivo de la mujer, porque las hace sumisas, obedientes, porque así se van a ganar el cielo, porque las mujeres hemos nacido para ser para los otros, para cuidar de la casa, del marido y de los hijos. Porque así lo quiere Dios y tenemos que tener los hijos que Dios quiera. Hay una indefensión aprendida en las mujeres que las limita a poder desarrollar todas sus capacidades, a reconocerse personas con derechos y con derecho a defenderlos y a pelearlos.

    Sin embargo dentro de este panorama oscuro hay muchos grupos de mujeres que con ayuda de organismos y principalmente con el apoyo de otras mujeres van abriendo brechas, derribando muros antes impensables, mujeres que han aprovechado las oportunidades y que han superado muchas dificultades, que han crecido, que han cambiado y que poco a poco hace que algo de este gran engranaje que las tiene pisoteadas vaya cambiando. Algunos ejemplos son : experiencias exitosas de grupos de mujeres productoras que después de un proceso de acompañamiento y formación personal, organizativa y técnicas son capaces de vender los productos agrícolas que cultivan, mujeres jóvenes que estudian un oficio técnico no tradicional para mujeres e intentar abrirse paso en el mundo laboral, mujeres violadas, abusadas y maltratadas que con apoyo, asesoramiento y formación logran encontrarse con ellas mismas e intentar curar sus heridas convirtiéndose en líderes y apoyo de otras mujeres. En el momento actual son varias las batallas que los grupos feministas de mujeres tienen abiertas, todas enfocadas al ejercicio y defensa de los derechos humanos y a la autonomía. La que ha focalizado más la atención internacional ha sido la de la penalización del aborto terapeútico. Durante el año 2008/09, después de más de 100 años, se penalizó el derecho de las mujeres de decidir si en el caso de una violación, una malformación del feto o el riesgo de su vida querían seguir adelante con el embarazo o interrumpirlo.

    Hoy en día las mujeres no pueden defender su derecho a la vida porque prima más la vida del no nacido. Con esto lo que sucede es que nuevamente las mujeres más pobres están expuestas a más riesgos porque realizan abortos inseguros por personas no médicas, no profesionales, en condiciones insalubres, arriesgando sus vidas. Otro caballo de batalla es el ataque a los movimientos de mujeres. Desde la toma del poder en el año 2009 del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) son muchos los ataques que han sufrido las Ong en general y las ong de mujeres en particular.

    Todo ello viene de un rencor y revancha adquirido hace tiempo por Daniel Ortega hacia los grupos de mujeres quienes apoyaron a su hijastra, Zoyla América, tras denunciar ésta los abusos sexuales que había recibido de Daniel Ortega, su padrastro . Para completar el culebrón hay que decir que Zoyla América es hija Rosario Murillo, mujer de Daniel Ortega, primera dama de Nicaragua.

    Algunos movimientos de mujeres, principalmente el MAM (Movimiento Autónomo de Mujeres) ha sido acusado de recibir fondos triangulados de la cooperación y de otros actos ilícitos que posteriormente fue demostrado que eran totalmente falsos. Pero detrás de todo hay un ataque a los grupos críticos, los grupos que tengan una visión diferente a la de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

    Cada vez más se habla en Nicaragua de una dictadura, de una nueva forma de dictadura que manipula, controla, compra y vende la voluntad de la gente, y sobre todo de la gente pobre, juega con las necesidades de las personas, da para tener votos.

    En el caso de las mujeres también se ha creado un movimiento de mujeres por parte de la estructura política del FSLN, que es el movimiento Blanca Arau (Mujer de Sandino) así intenta contraponer mujeres contra mujeres. El estado más que mirar por el desarrollo del país esta viendo como enfrentar, como dividir y como ganar votos para las próximas elecciones que tendrán lugar en el próximo año 2011.

    Quisiera decir algo más optimista pero realmente el año y el futuro que se avecina para el pueblo nicaragüense va a ser duro. Desde aquí quiero expresar mi más sincero afecto a todas aquellas mujeres que me enseñaron en su vivir, en su trabajar y en su día a día, que muchas de las cosas que yo tengo ganadas no han surgido de la nada y que han sido peleadas por otras mujeres a lo largo de la historia. Gracias de todo corazón.

    Olga Elizburu

    Comisión de Voluntariado Internacional de OCSI






    Ocsi - Organización de Cooperación y Solidaridad Internacional
    00 (34)914 74 57 02 - Madrid
    C/Ercilla 48, 1º B - 28005 MADRID - madrid@ocsi.org.es
    00 (34)948 22 53 12 - Navarra
    C/ Navarrería, 27 Bajo - 31001 PAMPLONA - navarra@ocsi.org.es
    OCSI 2011
    Desarrollado con Software Libre SPIP
    Permitida la reproducción citando la fuente