Correo ocsi
estás autentificad@, pincha aquí para desconectarte

Artículos en esta misma sección

  • OcsiGénate 64, SolidarizArte
  • OcsiGénate 63, Cuaderno de Alternativas Políticas
  • OcsiGénate 62, Cuaderno de Consumo Responsable
  • OCSIgénate especial 25 años R-evolucionando un sueño una utopía
  • Ocsigénate nº 60 Decrecimiento
  • Ocsigénate nº 59
  • ocsigénate nº58
  • ocsigénate nº57
  • OCSIgénate 56. Otra participación política
  • Ocsigénate 55
  • Ocsigénate 54

  •  
    Portada > Documentos > Ocsigénate > Ocsigénate nº 60 Decrecimiento

    Ocsigénate nº 60 Decrecimiento

     Ocsigénate, Talleres, Comercio Justo y Consumo Responsable, Ecología, Decrecimiento, Economía, economía crítica, España, Soberanía alimentaria,    Marzo de 2012

    Editorial

    La terrible crisis económica que sacude a nuestro mundo globalizado ha desatado las más feroces y justificadas críticas del actual sistema neoliberal capitalista. Diversos pensadores, provenientes de ámbitos diversos, como la economía, la filosofía, la cooperación al desarrollo, la educación o, incluso, la religión, están coincidiendo en aglutinar la solución en torno a una palabra: “decrecimiento”.

    La idea del decrecimiento parte de una simple y cierta constatación: lo que la economía llama” crecimiento” no ha generado un verdadero progreso humano. En todo caso, el crecimiento, medido sobre todo por los datos del PIB, lejos de producir bienestar, trabajo y riqueza parta todos, lo que ha conseguido es que unos pocos, cada vez menos, sean muchísimo más ricos, mientras que la mayoría de las personas del mundo se precipitan en el abismo de la pobreza, la explotación y la miseria. Al mismo tiempo, el planeta es esquilmado, saqueado en sus recursos limitados, alterado en sus más elementales leyes, y empujado hacia una catástrofe ecológica que pone en serio peligro la vida sobre la Tierra. Si a esto nos ha conducido el crecimiento, parece razonable que la salida esté en la dirección contraria, es decir, en el decrecimiento.

    Al plantear una estrategia contraria a la idea de crecimiento, el decrecimiento presenta una enmienda a la totalidad del sistema económico capitalista. Por eso, el decrecimiento es, ante todo, un cambio de mentalidad que consiste, fundamentalmente, en renunciar a medir el crecimiento en desarrollo económico para pasar a medirlo en desarrollo humano. El decrecimiento es la opción deliberada por un nuevo estilo de vida, individual y colectiva, que ponga en el centro los valores humanistas: la relaciones cercanas, la cooperación, la participación democrática, la solidaridad, la educación crítica, el cultivo de las artes, etc. En el decrecimiento, el bienestar se mide por los valores que contribuyen a mejorarnos como personas. Se trata de dar la vuelta a la tortilla del nefasto dicho popular “tanto tienes, tanto vales”, y reafirmar la confianza en que el auténtico bienestar, la felicidad de las personas, la igualdad entre los pueblos y la preservación del planeta, pasan por una nueva forma de vivir donde lo importante sea crecer en los valores que han inspirado los mejores logros de la humanidad: fraternidad, justicia, igualdad, dignidad humana.

    Propuestas como trabajar menos para vivir mejor, distribuir a todas las personas una renta básica que les permita cubrir sus necesidades, limitar los beneficios de quienes más ganan, comprometerse en cauces de acción política alternativos, afianzar las prácticas de consumo responsable, incorporar la perspectiva de género a los distintos aspectos de nuestra vida, optar por un estilo de consumo sobrio, etc. son algunos de los caminos que nos abre el decrecimiento. Quizás no hay mejor manera de expresarlo que esta magnífica frase de Ganhdi:

    “Hace falta un mínimo de bienestar y de comodidad, pero una vez superado ese límite lo que debería ayudarnos se convierte en una fuente de malestar. Crearse un número ilimitado de necesidades para a continuación tener que satisfacerlas no es más que perseguir viento. Este falso ideal es sólo una trampa. La civilización, en el verdadero sentido del término, no consiste en multiplicar necesidades, sino en limitarlas voluntariamente. Es el único medio para conocer la auténtica felicidad y hacer que estemos disponibles para los demás”.


    Documentos de este artículo:





    2012-04-09 18:03:26
    Título: Ocsigénate nº 60 Decrecimiento

    Compas, que maravilla de revista.

    El Decrecimiento en Chile (exitoso, con crecimiento aun, aunque nos estan cagando nuetra biodiversidad, con inversiones y ganancias macro, y sueldos de miseria) ES CHINO, ni gente que lee y lucha, NO TIENEN NI IDEA.

    vamos a ver si con la sencillez de este documento, podemos sembrar y sembrar y sembrar. Para mi es la UNICA salida que tenemos, viable Y que no me lean ls consumistas, que me matan. Gracias pues.pepe frias. Ocsi Chile.


    Escrito por:

     
    2012-03-20 23:11:04
    Título: Ocsigénate nº 60 Decrecimiento

    Muchas gracias!!!!!!!!!!!!!!!
    Ptt? quién eres?

    Saludos


    Escrito por:

     
    2012-03-16 18:58:27
    Título: Ocsigénate nº 60 Decrecimiento

    Muy muy interesante, de verdad muy buen trabajo.


    Escrito por: Ptt

     




    Ocsi - Organización de Cooperación y Solidaridad Internacional
    00 (34)914 74 57 02 - Madrid
    C/Ercilla 48, 1º B - 28005 MADRID - madrid@ocsi.org.es
    00 (34)948 22 53 12 - Navarra
    C/ Navarrería, 27 Bajo - 31001 PAMPLONA - navarra@ocsi.org.es
    OCSI 2011
    Desarrollado con Software Libre SPIP
    Permitida la reproducción citando la fuente