Correo ocsi
estás autentificad@, pincha aquí para desconectarte

Artículos en esta misma sección

  • DÍA INTERNACIONAL DEL COMERCIO JUSTO 2017
  • TRASPASAMOS EL CAFECITO DE OCSI
  • Frente al Black Friday, día sin compras 2016
  • Proyecto Madrid Agrocomposta
  • Cestas OCSI 2014
  • Declaración Pública Comisión Ética Contra La Tortura - Chile
  • Café El Mar
  • Artículo Proyecto Ley Organica Seguridad Ciudadana
  • El vuelo de Millaray, comunera Mapuche
  • El retorno de la Unidad Popular
  • Viva Palestina Libre

  •  
    Portada > Noticias > Recordando a Pilar, "María la Bruja"

    Recordando a Pilar, "María la Bruja"

       Abril de 2008

    A los seis meses de nuestra llegada a Nicaragua, tuvimos la posibilidad de ir a conocer a Pilar, ciertamente fue un placer el poder compartir aquellos días de Semana Santa con ella y enriquecernos con su experiencia...

    JPEG - 47.2 KB
    de Izq a Drcha. Javier, Pepe, Olga y Pilar

    A los seis meses de nuestra llegada a Nicaragua, tuvimos la posibilidad de ir a conocer a Pilar, ciertamente fue un placer el poder compartir aquellos días de Semana Santa con ella y enriquecernos con su experiencia.

    Y es que Pilar tenía buenas experiencias para contar; recordamos con agrado esos eternos desayunos que casi empalmaban con la comida, discutiendo sobre Ocsi, sobre el Salvador, sobre el mundo, sobre nosotros. Pepe Frías puede dar fe de ello, porque también estaba allí ¿recuerdas?. María, cómo la llamaban en su entorno, disfrutaba de intercambiar ideas; y tras una exposición de su punto de vista, decía su coletilla: “¿no creés vos viejo?”, invitándote a la réplica. Cariñosamente Olga y yo hemos asumido esa coletilla cuando queremos recordar a Pilar.

    Al entrar en su casa, podía verse un dibujo que hace tiempo le hizo un compañero suyo; en él, aparece vestida de bruja y removiendo un gran puchero de barro. María “La Bruja”. Este apodo le venía de la época de la guerra de liberación, pues, según cuentan, tenía un sexto sentido para detectar las tropas enemigas que estaban próximas.

    No cabe duda de que Pilar era una mujer luchadora, que se dejó la piel en el combate del día a día. Tenía mil anecdotas que contar, de cómo llegó a esas tierras hace ya casi treinta años, y se perdió en su trabajo de enfermera en los territorios liberados. Y luego llegó la paz, y se perdió con sus “compas” para continuar el trabajo por el desarrollo de su pueblo. Todas estas experiencias de luchas, victorias y fracasos, le enseñaron de que al final hay que apostar por la gente, sin teorizar mucho, ya que en ocasiones la teoría no encaja fácil con la realidad, y con lo que la gente necesita.

    De Pilar aprendí que uno tiene que aprender a vivir con sus paradojas, que no nos podemos amargar queriendo ser perfectos y coherentes en todo. Ella misma se reía de sus paradojas, de cómo, siendo de izquierdas hasta la médula, le caían simpática la Familia Real. Pero... ¿quién es perfecto?.

    Impresionaba hablar con ella, y ver, a pesar del tiempo que llevaba por tierras Salvadoreñas, el conocimiento que tenía de Ocsi, y lo bien informada que estaba de las cosas a pesar de la distancia y el tiempo que llevaba sin viajar a España. Todos habéis podido comprobarlo gracias a los aportes que ha hecho en diferentes momentos.

    Tras aquel encuentro, continuamos el contacto, generalmente por correo, y eventualmente por teléfono, quedando pendiente una nueva visita,... que seguirá pendiente. Estamos seguros de que su casa, esté donde esté ahora, sigue con las puertas abiertas, dispuesta a recibir a quien llegue. Así estuvo abierta para nosotros, como para quienes le rodeaban. Su casa y su entorno, ya que a pesar de que a ella no le gustaba mucho salir, movía cielo y tierra para organizarnos algo, y pronto aparecía algún “compa” dispuesto a enseñarnos los alrededores.

    -xxxxxxxx-

    Este tiempo que hemos podido compartir contigo, Pilar, ha dejado una pequeña huella en nosotros, con tu ejemplo de entrega y apertura. Ahora nuestro corazón tiene un vacío que lo iremos alimentando con tu recuerdo, para seguir la lucha por un mundo un poco mejor “¿no creés vos vieja?”. Con todo nuestro cariño, hasta pronto Pilar, hasta pronto María “La Bruja”,

    Javier Liras y Olga Elizburu






    Ocsi - Organización de Cooperación y Solidaridad Internacional
    00 (34)914 74 57 02 - Madrid
    C/Ercilla 48, 1º B - 28005 MADRID - madrid@ocsi.org.es
    00 (34)948 22 53 12 - Navarra
    C/ Navarrería, 27 Bajo - 31001 PAMPLONA - navarra@ocsi.org.es
    OCSI 2011
    Desarrollado con Software Libre SPIP
    Permitida la reproducción citando la fuente